Knitting inspiration: la interpretación de ASOS de la moda de punto

Lifestyle

Esta vez no hablaremos de patrones sino de inspiración. De esas prendas de punto que las marcas (en este caso ASOS) reinventan para que esta técnica tradicional se modernice de mil formas. Seguro que las tejedoras más avanzadas se las apañan para imaginar cómo se elabora tal o cuál prenda. Para las principiantes, como yo, siempre nos quedará ir al link de la foto y comprarnos directamente lo que nos apetezca. Lo importante es disfrutar y de eso nosotras que hacemos DIY, sabemos mucho. ¡Disfruta de la selección!

Reformas DIY: de casa fea a hotel 5 estrellas

Lifestyle

Me quiero independizar y tengo claro el tipo de casa en la que me gustaría vivir. Sin embargo, cada vez que entro en una web de pisos (idealista, fotocasa…) solo hay fotos horribles de inmuebles destartalados, enanos, viejos, sucios y plagados de trastos. Quiero llorar.

Todo el mundo dice que debo mirar más allá de las pilas de libros amontonadas, los baños con azulejos de los 60 y ver las posibilidades del espacio después de una reforma. Pero seamos sinceros, a mi lo guay me entra por los ojos o no me entra.

Por eso, me sorprendió descubrir como algunas crafters han conseguido reformar sus casas y dejarlas monis con poca inversión. Unos pocos materiales de Leroy Merlin por aquí, unas baldas por allá y mucha imaginación son los ingredientes más habituales.

Veamos ejemplos y sigamos creyendo que vivir en una casa de revista, es posible:

5 blogs de labores que me tienen enamoradita

Patrones

Sí, amigas. Me he enamorado de su forma de escribir, de sus ideas y de sus fotos, de su forma de explicar, de sus colores y texturas. Es el momento de ser valiente y hacer una lista de los mis 5 blogs de labores favoritos, esos que me gustaría haber escrito a mi y que son fuente inagotable de inspiración (y aspiración).

¡Va mi top 5!

5 canales de Youtube para aprender a tejer

Lifestyle

Como tejedora amateur tengo que dar las gracias a todos los usuarios de Youtube que de forma gratuita comparten sus conocimientos, experiencias e ideas con el resto del mundo, especialmente aquellos que enseñan a tejer. Hoy hago repaso por los 5 canales de Youtube para aprender a tejer que más me han ayudado a mejorar:

iKNITS: su creadora se llama Christine y en sus vídeos enseña a tejer “divertidos y glamourosos patrones” con aguja circular. Aunque están en inglés, los vídeos son de gran calidad y las explicaciones muy intuitivas. Gracias a los planos detalle y las aclaraciones escritas que van a apareciendo sobre la imagen, es fácil seguir los pasos que da Christine a lo largo de la labor. Especialmente destacables, en mi opinión, son sus bandas y turbantes para la cabeza pero tiene muchos otros proyectos como ropita para bebé, mantas, jerseys o bolsos. Además, en sus redes sociales, su cuenta de Raverly y su blog puedes ver los patrones que va realizando y fotos de proyectos terminados por otros usuarios. ¡Tejer en compañía siempre es mejor!

>> Ir al canal de iKNITS


 

SoyWollyendirecto: creo que soy la mayor fan de Carolina, el alma máter de Soy Woolly, que existe. Su blog me inspiró mucho a la hora de crear el mío y, en mi opinión, su canal de Youtube es uno de los más completos y activos de la red. Gracias a ella he aprendido por ejemplo a tejer un jersey o una chaqueta paso a paso. También enseña a elaborar ropita de bebé, cuellos, calcetines, mitones… y todo siempre tejido a dos agujas, o “palitos” como dice ella. Es muy de agradecer la cantidad de veces que repite una explicación, la voz tan cálida que tiene y los planos detalle de sus manos para ver bien por dónde pasa la hebra y comprender a la perfección una técnica. ¡Un 10 para SoyWollyendirecto!

>> Ir al canal de SoyWollyendirecto


 

We Are Knitters: se trata de otro de los pilares fuertes del punto en el mundo. Sus creadores, Pepita y Alberto, tenían muy claro que el DIY es tendencia y unieron sus estudios financieros y su amor por lo natural en un negocio de lo más rentable: los kits de punto y ganchillo más vendidos del mercado. Junto a la venta de sus productos, enseñan de forma gratuita en su canal de Youtube todo tipo de puntos y trucos para aprender a tejer. En su blog, también ofrecen patrones gratis con una estética muy cuidada. En su canal de Youtube tienen vídeos en diferentes idiomas y las explicaciones suelen ser puramente visuales, sin locución, ayudadas de letreros, símbolos, flechas, etc. Gracias a su simplicidad y a los planos detalle, logran que el aprendizaje sea muy intuitivo.

>> Ir al canal de We Are Knitters


 

Lara Knitityourself: se trata de un canal muy parecido al de We Are Knitters pero en este caso, los vídeos sí están explicados de viva voz. Lara, su creadora, tiene un gusto exquisito a la hora de realizar las grabaciones y se nota que tanto la luz, como el espacio y la estética están cuidados al detalle. En su web puedes encontrar una amplia variedad de contenidos: tienda, blog, beneficios del knitting, consejos para cuidar la lana, etc. Además, su lema es “sí, tejemos y somo modernos”, una bonita reflexión y la lucha de muchas tejedoras que reclaman el valor que merece este hobby.

>> Ir al canal de Knit it Yourself


 

Pearl Knitter: Clara le debe todo a su abuela, su madre y sus tías, las persona que le enseñaron a tejer de pequeña y que hoy día le asesoran para crear los maravillosos contenidos de su blog y canal de Youtube. Lo que más me gusta de la comunidad Pearl Knitter en términos de comunicación, son sus propuestas de aprender un punto nuevo cada semana y los 6 patrones que te regalan a modo de miniproyectos por suscribirte a su newsletter. Sus vídeos en Youtube se centran en el aprendizaje de puntos a dos agujas y aguja circular y siguen la filosofía de explicación visual con apoyo de textos pero nada de locución. Sin embargo, los planos son tan claros que se entiende perfectamente cada técnica sin necesidad de más información. Lo único que mejoraría sería quizá la música de fondo, un estilo étnico-electrónico que no me acaba de convencer. Por lo demás, estupendo todo.

>> Ir al canal de Pearl Knitter


 

¿Conoces otros canales para aprender a tejer que no hayan aparecido en esta lista? Deja en los comentarios tus favoritos porque como en todo, para gustos los colores.

¿Por qué regalar productos hechos a mano?

Lifestyle

Se acerca mi noche favorita del año, la de Reyes. Cuando era pequeña me impresionaba mucho esta fecha, no por los juguetes en sí, sino porque todos los niños del mundo, fueran ricos o pobres, recibían un regalo. Era como un rayo mágico de esperanza que democratizaba a la humanidad y nos hacía iguales por un instante.

Me imaginaba a los Reyes Magos surcando el cielo a velocidad luz, cruzando Turquía, África, Noruega… en esa época no sabía mucho de geografía. Después me enteré del pastel y sentí mucha decepción. Igualmente yo seguiría recibiendo regalos, pero otras millones de personas no. No había magia para todos, sino solo para unos pocos afortunados.

** Ahora la reina soy yo **

Cuando tuve algunos ahorros, y especialmente cuando empecé a trabajar, yo también quise aportar mi granito de arena y comprar presentes para mis hermanos mayores. Sus regalos siempre eran mejores y me picaba. Ese pique hizo que según fui ahorrando más, me gastara más hasta que regalar se ha convertido en un quebradero de cabeza. El objetivo es superarte cada año pensado el regalo más original, de tendencia y de mejor calidad posible (que no tiene porque ser el que más le gustaría a la otra persona). Una vez pensado, tienes que conseguirlo, lo que significa ir a tiendas repletas de gente con cajas tiradas por el suelo, ropa arrugada, gadgets rotos de tanto sobeteo y colas interminables para pagar.

** Comprar perjudica seriamente la salud **

Este año quisé comprar todos mis regalos el mismo día. Cogí una mochila y me fuí al centro. Después de muchas vueltas, lo que iba comprando lo ponía en la mochila, así podía tener las manos libres para seguir mirando cosas. Al final de la tarde parecía una serpa acarreando peso en la espalda. De camino a casa casi me mareo en el Metro por la gente, el calor y los bultos. Solo quería sentarme y beber agua.

Ese primer día, aunque compré los regalos más importantes que tenía apuntados, no completé mi lista, así que volví 2 días después y repetí el mismo acto heroico con similar castigo para la espalda. Dependientes abrumados por tanto trabajo te contestaban mal, las tiendas ya habían puesto rebajas pero solo de los productos de peor calidad, los lectores de tarjetas echaban humo y las colas para pagar se habían alargado un poquito más si cabe.

** La falsa sensación de ¡me lo quitan de las manos! **

Aunque me había propuesto no gastarme un dineral, me lo gasté. Me vine arriba rodeada de toda esa ola de consumismo y la sensación de que “los regalos guays son limitados. Si no lo coges tú, lo cogerá el de al lado y te quedarás sin nada (guay)”. No es verdad, los almacenes están llenos de stock en Navidad y no se acaba. Además, nada es guay. Son objetos repetidos hasta la saciedad que veremos en otros y no nos harán sentir especiales, creo yo.

** El próximo año me voy al DIY **

Quizá este año le he dedicado especial esfuerzo y dinero a los Reyes. Y a toro pasado me doy cuenta de que:

  • Comprar regalos de marca no los hace mejores. Si quiero algo de calidad, por qué no comprar la materia prima y hacerlo yo misma. Obviamente aún no estoy cualificada para construir mi propio iPad, pero un jersecito de Merino… con mucha ayuda… vídeos de Youtube y tiempo… creo que sí.
  • En Navidad pagas inmensamente más que el resto del año. Además tienes que recorrer mil tiendas y comparar precios porque el baile de precios es enorme.
  • La atención al cliente es una caca. Colas de personas bramando acojonan a cualquiera y las mentes del personal de las tiendas en Navidad petan como un globo. Mal servicio, malas contestaciones, tiempo perdido y muchos enfados son el resultado.
  • Cuando compras algo hecho a mano el packaging es especial. Basta del empequetado aburrido del Corte Inglés.
  • Puestos a gastar, que lo reciba alguien que lo necesita. Media Markt, Ikea, Zara, El Corte Inglés (y el resto de empresas similares) ganan mucho pero pagan miserias. Valdría la pena devolverles su propia medicina.
  • Puedes personalizar. Por definición, siempre se acierta más con algo hecho a la medida de una persona (en función de sus gustos y necesidades) que con lo “hecho para la masa”.

** ¿Y si no le gusta y lo quiere devolver? **

Soy ferviente defensora de dar la oportunidad al homenajeado de cambiar o devolver su regalo y canjearlo por otra cosa o por dinero. Cada vez hay más artesanos cuyas políticas de devolución se parecen bastante a la de los grandes almacenes pero ¿y si lo has tejido, cosido, hecho tú y no hay marcha atrás? Pues en el último caso siempre nos quedará regalar libros, series, spas o entradas de concierto porque las experiencias casi nunca defraudan.

Cursos de bordado con Guillermina Baiguera

Crónicas

Las manualidades enganchan como lo hace el chocolate y los juegos del móvil. Empiezan como algo inocente pero cuando menos te lo esperas te ves probando nuevas experiencias, pasándote niveles alocadamente y dedicándole más tiempo de lo que esperabas a un pasatiempo sin maldad.

Yo empecé tejiendo a dos agujas, luego me dió por el crochet y después me he interesado mucho por el bordado. Probé, por empezar por algún sitio, con la aguja mágica pero no me gustó la experiencia. Y después, por casualidad, me apunté a un curso de bordado presencial con la intención de aprender de verdad los conceptos básicos y comenzar desde ahí.

02_relieve2

El curso era “Introducción al bordado: bordado al relieve con Guillermina Baiguera” y tenía lugar en la tienda peSeta un sábado por la mañana durante 4 horas. El objetivo era aprender las nociones esenciales de la técnica y los materiales necesarios así como los puntos que se elevan de la tela.

Yo no conocía ni los puntos de relieve ni los planos. Nada. Aún así nos reunimos 5 alumnas y Guillermina entorno a una mesa con hilos de diferentes colores, telas, bastidores y tijeras dispuestas a descubrir los secretos de esta preciosa técnica que nunca llegó a perderse pero que las nuevas tendencias DIY y de Diseño han recuperado con fuerza.

Comenzamos hilbanando la aguja y ajustando la tela al bastidor. Conociendo los diferentes hilos y los puntos de relieve favoritos de Guillermina (nudo francés, coral, malta, rosetón entrelazado, a realce, festón) y sus usos. Mientras cosíamos conversamos sobre los tradicional y lo moderno, los talleres presenciales, la feminidad en las manualidades, el arte, la vida, Europa (especialmente los atentados de Francia) y las estrechuras para conseguir hilos en Argentina.

thm_guillermina_3-800x600

Guillermina vino a Europa durante 2 meses para dar clases en Suiza y España. Se hizo una tourné enseñando su sabiduría y aprendiendo de las abandonadas tradiciones suizas. Recorrió Barcelona y Madrid y compró cosillas para sus alumnas de Buenos Aires.

Me gustó tanto el primer curso que me apunté al taller que Guillermina daba por la tarde en el mismo sitio. Se llamaba “taller creativo de bordado de Guillermina Baiguera: Vías diversas para componer” y era bastante más transgresor que el anterior.

Nos confesó Guillermina que mucha gente no se apuntaba porque tenía miedo a no saber dibujar, pero que si supiéramos las creaciones tan bonitas que habían salido de la misma experiencia en Barcelona (esa ciudad que nos da mil vueltas a Madrid en valentía y modernidad), nos daríamos cuenta de que merecía mucho la pena.

Antes de irme a casa corriendo para comer y volver por la tarde, me compré el libro  “MANUAL puntos bordados” de Guillermina por 30 euros en el que se explican los 48 puntos básicos ilustrados paso a paso entre los que se encontraban los que habíamos aprendido en clase y más. Es un libro hecho a conciencia: cosido a mano; con impresión offset;  textos de grandes escritores, artistas y poetas y un poster al final que te muestra el derecho y el revés de cada punto con su nombre para que sepas reconocerlo a la perfección.

07_libro4-800x533

Sólo fuimos 3 personas (una de ellas profesora de bordado en Valladolid y arquitecta y la otra entusiasta del bordado con mucha soltura). Este curso no tenía nada que ver con el de la mañana. Salimos del ámbito académico y técnico para introducirnos en el mundo de las ideas y la libertad de pensamiento.

Comenzamos hablando de bordadores famosos y Guillermina nos pidió que analizáramos un cuadro abstracto de Paul Klee. Con ayuda de lápiz, papel y rotuladores de colores desestructuramos la obra y la redujimos a figuras simples. Una vez simplificadas las formas debíamos componer nuestra propia imagen y pasarla a bordado utilizando toda nuestra creatividad para crear texturas e intenciones a través del color.

Al principio todas nos miramos extrañadas. No son muchas las oportunidades en las que a un adulto le piden que dibuje con rotuladores durante horas. Nadie quería “estropearlo” y confirmábamos si la tarea que estábamos llevando a cabo cada una con su estilo, tenía el sentido y el mismo nivel de “corrección” respecto a lo que hacía el resto. Competitividad y complejos de mayores.

puntos de relieve bordado

Ninguna hizo nada parecido a la anterior. Lo cual era estupendo y refrescante. Mirabas el resto de labores y te inspirabas en ellas. Fue una experiencia muy enriquecedora parecida a viajar en el tiempo y revivir las clases de manualidades de cuando eras pequeña e ibas con el babi para no mancharte de pegamento y témperas. Con la cabeza en blanco y sin miedo. Simplemente abierta a pasarlo bien y aprender.

No nos dió tempo a terminar de bordar todo el dibujo pero sí experimentamos bastante siendo conscientes de que…

lo importante de cada proyecto es el proceso que conlleva. Durante ese proceso la bordadora toma muchas decisiones intermedias que marcarán el destino del resultado final y lo harán más orgánico.

Después de otras 4 horas de taller cosiendo en nuestro microcosmos mientras se hacía de noche y la gente nos miraba desde el escaparate como bichos raros, se me durmieron las piernas y salí en un estado de semi-levitación.

diy4

Guillermina nos regaló las agujas, algunos hilos, telas compradas en Barcelona y sus grandes consejos así como toda una lección de vida sobre dejarse ir y crear sin miedos ni ataduras.

Volvería mil veces y estoy deseando seguir bordando, aprendiendo y leyendo mi libro de puntos. Gracias Guillermina, gracias peSeta, gracias al resto de alumnas, gracias a The Hobby Maker. Seguiré practicando duro.

Ideas para dar una segunda vida a tus jerseys viejos

Lifestyle

Ahora que se acaba el frío hay un montón de ropa de invierno que quiero jubilar. Abrigos que han pasado a mejor vida, calcetines con talones transparentosos, vaqueros rotos por la entrepierna… y especialmente jerseys llenos de bolas.

Está claro que no soy rica y no me gusta tirar las cosas, así que he estado mirando formas de reciclar jerseys viejos. Sorprendentemente hay muchas opciones de dar una segunda vida a los jerseys que sólo sirven para estar por casa. Estas son las que más me han gustado:

1) Cómo reciclar un jersey en una falda. Basta con cortar el jersey y coserle una cinturilla que sirva para que no se deshilache. Una forma genial de transformar una prenda que te encanta pero que tienes más vista que el tebeo.

reciclar un jersey en una falda

2) Haz un cojín con un jersey viejo. Otro ejemplo de jersey-tijeras-dos puntadas-voilá, este romántico cojín perfecto para declarar tu amor a esa persona especial. La única pega es encontrar una tela de jersey así de compacta y finita.

DIY HAZ UN COJÍN

3) Unas lindas manoplas hechas a partir de un jersey. Este DIY es de los difíciles. No sé cómo lograr que no salten todos los puntos del jersey al cortarlo pero el resultado es realmente bonito. ¡Habrá que intentarlo!

guantes-lana-jersey-reciclado

4) Cómo hacer una zapatillas de estar por casa. Se trata de unas zapatillas-calcetín que a simple vista parecen bastante calentitas. Lo importante es cuidar que la suela sea mullidita y aisle del suelo. Muy interesante y de estilo rural.

zapatillas-jersey-reciclado

5) Una botella de agua caliente para las frías noches de invierno. He de confesar que cuando era pequeña, mi madre nos metía botellas de agua en la cama del pueblo para calentarnos los pies. Eran los envases vacíos de champú y gel de baño que íbamos gastando (muy DIY). Mi madre antes de irnos a dormir, las rellenaba cuidadosamente con agua hirviendo traída del mismo infierno (las ascuas de la cocina económica del pueblo) y eso te escaldaba vivo, así que tenías que esperar un rato hasta poder acercar los pinreles. ¡Cuánto hubiera cambiado la película si hubiéramos tenido botellas de verdad con su jersecito puesto para no achicharrarte!

botella de agua caliente 2

6) Calentadores para lucir con bota alta. Cuando lo único potable de tu jersey viejo son las mangas, te puedes hacer unos calentadores ochenteros perfectos para lucir por debajo de una bota de caña. La que no se abriga, es porque no quiere.

como hacerte unos calentadores con un jersey viejo

7) Un bolso-capazo para ir a la compra de lo más calentita. Ir a por el pan y captar todas las miradas por tu bolso-capazo de tela de jersey con asa de madera y tira de lazo, debe ser una experiencia religiosa. Por eso, ya estoy mirando cuál de mis jerseys con trenzas va a morir primero. ¡Mua-ja-ja!

bolso jersey 2