Coser un neceser con cremallera

Hace unos meses le regalé a mi madre una máquina de coser que no ha utilizado desde entonces. Harta de verla cogiendo polvo en un rincón, decidí apuntarme a un taller de Black Oveja para aprender a coser desde cero (patatero).

La experiencia ha sido increíblemente buena. Eramos 7 alumnas, la profe (Mercedes), su bebé y su marido (tendero, niñero y padre de la criatura).

Cada una de nosotras ha elegido la tela que más le gustaba y el color de la cremallera a juego. Después, todas en corro y muy atentas a Merche, hemos aprendido cómo enhebrar la máquina y hacer la canilla.

Con una tela de prueba, hemos dado las primeras puntadas intentando seguir un camino recto y aprendiendo a rematar los bordes. No sale a la primera, pero no es tan difícil como parece. “Una vez que le pillas el tranquillo al pedal de la máquina, es como conducir”, nos decía Mercedes.

IMG_20151025_151756

Cuando ya, más o menos, sabíamos lo básico, hemos empezado con el proyecto del curso: un estruche-neceser con forma de cubo. La medida de la tela son 25x55cm (si mi memoria no me falla). Lo primero que hemos hecho ha sido coger la tela con unos alfileres y coser un lado de cremallera y luego el otro. Después toca cerrar los extremos y más tarde cortar las esquinas dejando 4cm desde la costura. Tiene que quedar una especie de cruz griega anchota. Para cerrarlo del todo, bajas la cremallera, abres la aperturas de las 4 esquinas y las coses una a una poniendo la tela recta. Cuando le das la vuelta al moñigo que crees que tienes y ves la tela por el derecho, de repente descubres el precioso el estuche que te has marcado en apenas 3 horas (y sin saber absolutamente nada). Ole-ole-ole.

En este vídeo puedes ver el paso a paso de un neceser similar:

Lo bueno que tienen estos talleres intensivos es que sales con tu productito hecho tan contenta y te vas pensando qué otros patrones podrías hacer cosiendo en línea recta: cortinas, cojines, tote bags…

Si eliges telas gruesas, duras, con cuerpo o le pones forro, te queda un neceser más cuadrado. El mío, en cambio, está un poquitín amorfo porque tuve algunos problemas con la geometría de las esquinas y porque (lo confieso) a veces se me olvidaba bajar el prensatelas de la máquina y cosí así al aire, creando un enredo de hilo imposible de deshacer en una de las esquinas. De todas formas, para ser el primero, está estupendo y yo muy orgullosa y agradecida a Mercedes por enseñarnos.

Black Oveja, para los pocos que no lo sepan, además de dar talleres, es una mercería. Así que antes de irnos, muchas han comprado telas, lanas, agujas, botones… en fin, la segunda fase de un curso de manualidades, hacerte con más materiales para casa.

neceser1

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s