La metáfora de deshacer una labor

Lifestyle

Una labor es como la vida, se avanza a pequeños pasitos pero cuando te quieres dar cuenta ya has creado algo grande y precioso (en el mejor de los casos).

Pero, ¿y si mientras creas ese camino te equivocas y cometes un fallo bastante visible? Pues, en una labor tiras del hilo y la deshaces hasta que llegas a una zona en la que puedes volver a meter la aguja y sigues con lo tuyo.

La vida es más o menos así, no puedes borrar el error del todo pero sí enmendarlo. Seguir hacia delante es reparador y, aunque nos moleste equivocarnos, puede ser una oportunidad para crear algo mucho mejor.

Todo esto porque estaba haciendo un calcetín a punto de arroz. Era una reinvención de un patrón que ya hice y desde el principio hubo algunas complicaciones: la puntera me la inventé pero salió bien, a medida que tejía el empeine crecí sin querer unos puntos sueltos pero los fuí disminuyendo de nuevo. Todo parecía que iba viento en popa pero a la hora de hacer el talón, la parte más difícl, no conté. Simplemente tiré hacia delante y me salté a la torera toda norma.

Viéndolo así, parece que este proyecto estaba destinado al fracaso, pero dentro de mí pensaba que en el fondo saldría bien. Ya había superado otros obstáculos y no parecía que éste fuera a ser demasiado grave. Sin embargo, cuando sale mal, queda feo, es imperfecto o simplemente no es lo que esperaba, la rabia se apodera de mi y todo se va a la mierda.

Empecé tirando un poco del hilo para deshacer los primeros puntos y volver a meterlos en la aguja. No pude. Los ojales eran demasiado pequeños y me agobié. Seguí tirando hasta llegar a una zona en la que había cambiado de color y creí que sería más sencillo rescatar mis desgraciados puntos pero nada.

La ira se apoderó de mi y seguí tirando hasta quedarme con metros de hilo ondulado en la mano que recogí en nuevos ovillos.

Y la vida es un poco eso. Andar para quemar lo andado y volver a crear algo diferente.

Los caminos del punto son inescrutables.

calcetín punto de arroz

Mi desaparecido calcetín. Estés dónde estés, te echamos de menos.

Anuncios

Un comentario en “La metáfora de deshacer una labor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s