Intentando no quejarme durante los próximos 30 días

Lifestyle

Hoy he leído una entrada en Facebook muy interesante. Ya no recuerdo quién la había puesto pero era un artículo de El País que decía “Así te cambia la vida si pasas un mes entero sin quejarte”. Y yo en plan “¡oh, dios mío. Esto hay que probarlo!” porque desde hace un tiempo intento ser más positiva. De forma que leyendo un poco más, la noticia cuenta que dos amigos decidieron dejar de quejarse un mes, que es una frase casi hecha que yo también he dicho muchas veces que nunca se me había ocurrido llevarla a cabo. El efecto es simple, después de la experiencia te sientes más feliz.

No se trata de cerrar los ojos y dejar de pensar o autocensurar tu mente indiscriminadamente, sino más bien obviar las pequeñas cosas de las que no paramos de lamentarnos que en realidad no importan. Además, durante el ejercicio también descubres qué personas negativas viven a tu alrededor y cómo afectan a tus ganas de vivir.

El reto se supone que es oficialmente en febrero, por ser un mes corto y facilón y más 1.750 personas se han apuntado este año. Yo, que casi siempre llego tarde a todo, lo voy a hacer ahora. Desde hoy 20 de marzo. Esta tarde ya he empezado a esforzarme por no decir “jolín, llueve y no llevo paraguas”. En lugar de eso pienso, “bueno, andar bajo la lluvia es muy relajante, no?”. Sonrisa.

Este reto mensual me ha hecho pensar en una conferencia TED que vi  hace tiempo. Se llama “Intenta algo nuevo durante los próximos 30 días” y es realmente inspiradora. Matt Cutts, ingeniero informático en Google (un tipo listo, vamos) cuenta cómo empezó a hacer retos cada mes para probar algo nuevo que siempre había querido o dejar algo perjudicial. Un tiempo asumible, que pasará de todas formas. Según la experiencia de Matt, los días se hacen más memorables y empiezas a sentirte más seguro de ti mismo a medida que logras tus pequeñas metas.

Durante mucho tiempo he tenido diferentes cuadernos, libretas, documentos de Word y notas de móvil donde apuntaba cosas que quería hacer. Viajar, cortarme el pelo, tejer, aprender a hacer pan, ir al museo de Ciencias Naturales, mil cosas. De hecho a veces, cuando estoy triste y no sé qué hacer con mi vida, hay una persona muy especial que me dice, “haz algo que te guste. Disfruta. Haz eso que llevas planeando y procrastinando tanto. Diviértete. Deja de amargarte.”

Pues eso, mi conclusión es que voy a empezar estos primeros 30 días sin quejarme. Ni un poquito. Nada.

¡Hay que ser feliz!

Anuncios

2 comentarios en “Intentando no quejarme durante los próximos 30 días

  1. Sabes eso de que lo que más te molesta de los demás son precisamente tus propios defectos? Pues yo empecé huyendo de la gente que se queja constantemente (parece que me absorban la energía), y terminé dándome cuenta de que yo también me luzco… Y es cierto, quejarse no solo no conduce a nada, sino que te hace más débil, te concentras más en lo que te hace sentir mal en lugar de emplear la energía en lo que te sentaría bien. Además, angustiamos a las personas con las que convivimos. Conclusión: me uno al reto!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s